Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘comecoños’

Este cuestionario heterosexual revierte las preguntas muy constantemente formuladas a gays y lesbianas (principalmente, luego que cada unx se meta en su mundo feliz sin categorías no le describen). Teniendo que responder este tipo de pregunta, la persona heterosexual adquirirá una mirada interior intelectual y emocional de cómo de opresiva y discriminatoria una estructura “Heterosexual” puede ser para lesbianas y gays.

1. ¿Qué crees que causó tu heterosexualidad?

2. ¿Cuándo y cómo decidiste por primera vez que eras un heterosexual?

3. ¿Es posible que tu heterosexualidad sea simplemente una fase que se te pase con el tiempo?

4. ¿Es posible que tu heterosexualidad surgiera de un miedo neurótico hacia otras personas de tu mismo sexo? [no me gusta esta pregunta porque no creo que haya dos sexos iguales más que en gemelos idénticos como mucho, para mí los genitales son diferentes, como huellas dactilares, y no definen cómo vas a ser. Pero soy así de rara, el binarismo de género no me convence ni me gusta].

5. Si no has dormido nunca con una persona de tu mismo sexo, ¿es posible que todo lo que necesites sea un/a amante homosexual?

6. ¿A quién has revelado tus tendencias heterosexuales?

7. ¿Por qué los heterosexuales os sentís obligados a seducir/tentar a otras personas en vuestro estilo de vida?

8. ¿Por qué insistes en alardear de tu heterosexualidad? ¿No puedes simplemente ser quien eres y guardártelo para ti (en secreto) (callando al respecto)?

9. ¿Querrías que tus hijos fueran heterosexuales, sabiendo los problemas que afrontarían?

10. Una desproporcionada mayoría de pederastas son heterosexuales. ¿Consideras prudente/seguro exponer a tus hijxs a profesorxs heterosexuales?

11. Incluso con toda la sociedad apoyando los logros del matrimonio, la tasa de divorcio está escalando. ¿Por qué hay tan pocas relaciones estables entre heterosexuales?

12. ¿Por qué tenéis que colocar tanto énfasis en el sexo lxs heterosexuales?

13. Considerando la amenaza de sobrepoblación, ¿Cómo podría sobrevivir la humanidad si todos fueran heterosexuales?

14. ¿Podrías confiar en que un/x terapeuta heterosexual fuera objetiva? ¿No temes que el terapeuta se inclinase a influenciarte en la dirección de sus propias tendencias?

15. ¿Cómo puedes convertirte en una persona completa si te limitas a la heterosexualidad compulsiva, exclusiva, y fallas al desarrollar tu potencial homosexual natural y sano?

16. Parece que hay muy pocos heterosexuales felices. Las técnicas que se han desarrollado pueden permitirte cambiar si realmente quieres. ¿Has considerado intentar una terapia de aversión?

De: “Lesbian & Gay Issues: A Resource Manual for Social Workers,” Natalie J. Woodman, Travis L. Peterson and Hilda Hildalgo, editors, NASW, 1984

Fuente de mi traducción

Como colofón, dejo una entrada que posteé hace poquito de un cortometraje similar: “¿All you need is love?”, con subtítulos

Read Full Post »

Cada vez me molesta más la doble moral. Es una pasada. Una compañera de equipo me pregunta por qué no me depilo, y me dice que tengo que tener argumentos buenos para no hacerlo. Los tengo, pero el primero de todos – el que no me da la gana hacerlo- no le parece un buen argumento. Y que si no tengo argumentos de peso, he de depilarme (esto de no depilarme me ha hecho ver el régimen de la depilación obligatoria [el nombre hace clara referencia al sistema de la heterosexualidad obligatoria de Monique Wittig]… mientras te adecúes, no pasa nada… pero como no lo hagas… eres ridícula, es asqueroso, das asco… estas críticas las he recibido de una chica de mi grupo de amigos, de mi madre, de gente aleatoria…). Creo que ella tiene una visión evolutiva de la historia, y el progreso máximo es una humanidad de personas que se depilen, todas y cada una de las personas, sin importar qué tienen entre las piernas.
Creo absurdo que algo como mi aspecto pueda organizar tanto desprecio (aunque entiendo que pueda contrariar… si te fastidio tanto, igual- igual- tiene que ver con que tú te depilas porque te han hecho depilarte, odiar tu vello… va a venir ahora una feminazi de mierda a echar por saco todo lo que te ha dolido, toda la pasta que has gastado, todas las veces que has tenido que cubrirte las piernas porque justo después de depilarte es malo que te dé el sol porque tu piel está frágil después de la cera o de depilarte a máquina, como te pases de tiempo con la crema… a saber qué pasa [nunca lo he llegado a probar porque no es recomendable pasar del tiempo y si pasas, corre y quítate toda la crema, ¡deprisa!]…)¡pero es que que no le estoy declarando guerra a Francia con mi aspecto (además, ¿no nos enseñan de niñxs a respetar a la gente? Pero, claro, esta es una de las cosas de doble rasero, como que si no tienes argumentos que quien se depila no pueda tumbar, tienes que depilarte y no hay más que hablar [que en sí es falaz… ahora resulta que tengo que ganar una batalla de argumentación, retórica y vete a saber qué más para hacer lo que me salga del coño], mientras que si te depilas porque piensas que no hay más opción que hacerlo, sin cuestionarlo a fondo [es lo que he hecho yo durante igual 6 años, ir por inercia, sentir vergüenza, sentir que estaba feo] no pasa nada, porque estás haciendo lo políticamente correcto y lo que está bien visto en tu sociedad, así, en grande, en mainstream, en capitalista, en heterosexual, omnívora, misógina y que promueve la baja autoestima y la superficialidad)! Sólo al régimen de la depilación obligatoria que se visibiliza e invisibiliza según lo necesite, en que, como la maternidad antes de Simone de Beauvoir, el cuestionamiento parece lo peor de lo peor para la gente conservadora, reaccionaria, asustada de la visibilización de alternativas y que ante esto prefiere insultarme, meterse conmigo, quitarme el valor que he tenido para atreverme a transgredir porque quiero, porque lo prefiero… porque me gusto más así, y así me parece que vivo de modo más coherente y amable conmigo misma.
Os dejo una cita de Virginie Despentes que me gusta especialmente Teoría King Kong, Melusina, España, 2007, pp. 17-18:
“Siempre estamos vigiladas por los hombres que siguen metiéndose en nuestros asuntos para decirnos lo que nos conviene y lo que no, vigiladas por otras mujeres, por la familia, por las revistas femeninas, por el discurso dominante”
Pero es que esto me indigna mucho porque de repente veo a personas de un modo, que de verdad, me sorprende en un mal sentido. (en tono de broma y reapropiación de eso de “maricona” [soy una bollicao, una comecoños, para la gente que no me lea mucho] con sabor amargo) Eso de la libertad de expresión al final sería una invención imposible de un grupo de mariconas en celo, o algo así.
Viene muy a cuento esto, porque acabo de encontrar algo con que solaparme:
Ahora sí que me voy a dormir… o a leer, con los humos que he pillado rememorando… eso sí, el final no me gusta. Joder, yo quiero vivir en mis carnes ese mundo que la filósofa frívola da por llamar “postfeminista”. Y, dioses del Olimpo, qué difícil es esto de introducir a la gente en el mundo del feminismo, con lentitud… que se den cuenta por sí mismas, porque las llevas de la mano… lo fácil que sería empezar con todas habiendo leído y reflexionado con las recomendaciones de Elvira (mi súper-profe de pensamiento feminista) de Beauvoir [Introducción y conclusión de “El segundo sexo”] y Wittig [los ensayitos “no se nace mujer” y “el pensamiento heterosexual”]… decididamente, me haré profe para hacer leer a mis estudiantes textos feministas secillos que les hagan cuestionarse el mundo de mierda en que viven, en que te meten una plusvalía de código (también entendida como intento constante de inserción y reinserción social mediante violencia de cualquier tipo) de la hostia por una cosa que parecía banal… claro, es que al principio no me daba cuenta de que cuando estaba haciéndome a mis piernas sin depilar, y me daba vergüenza, esa vergüenza marcaba el rechazo que me está viniendo ahora por una panda de hipócritas… “presta tus juguetes a los demás niños”, pero de adolescente incluso en las aulas, si no se ha traído su boli, es cosa suya. “Un punto negativo”.

Read Full Post »