Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘homosexual’

Este cuestionario heterosexual revierte las preguntas muy constantemente formuladas a gays y lesbianas (principalmente, luego que cada unx se meta en su mundo feliz sin categorías no le describen). Teniendo que responder este tipo de pregunta, la persona heterosexual adquirirá una mirada interior intelectual y emocional de cómo de opresiva y discriminatoria una estructura “Heterosexual” puede ser para lesbianas y gays.

1. ¿Qué crees que causó tu heterosexualidad?

2. ¿Cuándo y cómo decidiste por primera vez que eras un heterosexual?

3. ¿Es posible que tu heterosexualidad sea simplemente una fase que se te pase con el tiempo?

4. ¿Es posible que tu heterosexualidad surgiera de un miedo neurótico hacia otras personas de tu mismo sexo? [no me gusta esta pregunta porque no creo que haya dos sexos iguales más que en gemelos idénticos como mucho, para mí los genitales son diferentes, como huellas dactilares, y no definen cómo vas a ser. Pero soy así de rara, el binarismo de género no me convence ni me gusta].

5. Si no has dormido nunca con una persona de tu mismo sexo, ¿es posible que todo lo que necesites sea un/a amante homosexual?

6. ¿A quién has revelado tus tendencias heterosexuales?

7. ¿Por qué los heterosexuales os sentís obligados a seducir/tentar a otras personas en vuestro estilo de vida?

8. ¿Por qué insistes en alardear de tu heterosexualidad? ¿No puedes simplemente ser quien eres y guardártelo para ti (en secreto) (callando al respecto)?

9. ¿Querrías que tus hijos fueran heterosexuales, sabiendo los problemas que afrontarían?

10. Una desproporcionada mayoría de pederastas son heterosexuales. ¿Consideras prudente/seguro exponer a tus hijxs a profesorxs heterosexuales?

11. Incluso con toda la sociedad apoyando los logros del matrimonio, la tasa de divorcio está escalando. ¿Por qué hay tan pocas relaciones estables entre heterosexuales?

12. ¿Por qué tenéis que colocar tanto énfasis en el sexo lxs heterosexuales?

13. Considerando la amenaza de sobrepoblación, ¿Cómo podría sobrevivir la humanidad si todos fueran heterosexuales?

14. ¿Podrías confiar en que un/x terapeuta heterosexual fuera objetiva? ¿No temes que el terapeuta se inclinase a influenciarte en la dirección de sus propias tendencias?

15. ¿Cómo puedes convertirte en una persona completa si te limitas a la heterosexualidad compulsiva, exclusiva, y fallas al desarrollar tu potencial homosexual natural y sano?

16. Parece que hay muy pocos heterosexuales felices. Las técnicas que se han desarrollado pueden permitirte cambiar si realmente quieres. ¿Has considerado intentar una terapia de aversión?

De: “Lesbian & Gay Issues: A Resource Manual for Social Workers,” Natalie J. Woodman, Travis L. Peterson and Hilda Hildalgo, editors, NASW, 1984

Fuente de mi traducción

Como colofón, dejo una entrada que posteé hace poquito de un cortometraje similar: “¿All you need is love?”, con subtítulos

Anuncios

Read Full Post »

 

Imagen

No sé si sobra decir que se ha montado una serie de ataques masificados en los últimos meses contra feministas incluso de la igualdad (que reivindican la igualdad de raíz las personas, independientemente de con qué genitales nazcan) como yo más o menos me incluyo. Afortunadamente, también me va molando lo queer, transfeminista, antihomosexual o como se quiera llamar que voy probando (en este caso casi los entiendo como sinónimos, aunque el sujeto revolucionario pueda variar), así que me pone mogollón el hecho de apropiarme de insultos para fastidiar al personal. Sí, soy una puta, una feminazi… 

Con este memé, un señor comentó lo siguiente:

Antes de luchar contra los hombres deberían de luchar contra las mujeres que se sabotean a si mismas. ¿Qué me dicen de las mujeres que sólo buscan marido para huevonear, no trabajar y que las mantengan? ¿O de las prostitutas, o las mujeres que venden su imagen? ¿Qué me dicen que las mujeres que utilizan la igualdad para hacer los mismos vicios que los hombres? ¿Qué me dicen de las mujeres que utilizan su cuerpo como moneda de cambio para obtener puestos, ascensos, prevendas? Y además, siendo sinceros, yo conozco varios colectivos de mujeres feministas y muchas veces veo ahí mujeres que han sido muy maltratadas por los hombres y que les guardan un gran rencor a todos, además hay muchas lesbianas que sólo promueven el odio. Ni hablemos de que son casi siempre colectivos infiltrados que sólo logran hacer marchas.

A lo que le respondí: 

Las mujeres que buscan a un marido para que las mantengan y despreocuparse como niñas no son feministas, aunque es del trabajo del feminismo dialogar con ellas. 

Qué tiene de malo ser una puta? Yo hago con mi cuerpo lo que quiero, y eso incluye prostituirme si me da la gana y tengo clientas. (ojo, hablo de putas a las que les gusta serlo, no de esclavas sexuales) ¿No vende un obrero su cuerpo, su fuerza en la fábrica? ¿No vende el profesor su voz, sus gestos…? Ni que las prostitutas fueran inferiores, qué ganas de amargar… (aquí tendríamos el feminismo de las hetairas contra el de las abolicionistas)

No sé a qué vicios de hombres que imitan las mujeres te refieres, así que ahí no puedo contestar.

Ahí en lo de que se use el cuerpo para obtener algo en el trabajo o en lo que sea estoy de acuerdo contigo, porque no lo consigues porque seas buenx en lo conseguido, sino por otras cosas, las que sean.

Hablas de los árboles que ves, igual que esas mujeres que odian hombres hablan de muchos de los que conocen. Razonar con eso de entrada se me hace pesado, simplemente te digo que cuando buscas algo, lo encuentras. Y que no todas las lesbianas odiamos a los hombres, ¡qué estupidez! ¿Acaso tú odias a todos los de tu sexo por ser hetero, o a todxs los del llamado “sexo opuesto” (estos términos no me gustan mucho porque dejan la intersexualidad al margen, pero así, a lo reducionista, puede valer) por ser homosexual?

Read Full Post »

Estoy en contra. Voy a poner un ejemplo extremo para que quede claro a qué me refiero: familia neonazi, machista, homófobo… educa a sus criaturas en ese mundo nazi. ¿Qué hago yo en mi aula si tengo alguien que maltrata física o psicológicamente a otra persona por cuestiones como éstas? ¿Callarme? ¿Avisar a unos padres que están de acuerdo con este tipo de discriminación? ¿Acaso no puedo intentar dialogar con la criatura para que se saque prejuicios de raza, sexo, sexualidad…? 

Lo que me parece de lo más cínico es que se diga esto y de la religión no se reproche nada. O sea, para unas cosas, sí, pero para otras no, ¿no os dais cuenta del doble rasero de la cuestión?

Read Full Post »

Os dejo el tráiler (ojalá desmigajase un poco más, pero tampoco se puede pedir toda la peli en 2 min.) de una peli que me acaba de molar, sobre el “genocidio” en Ruanda en los años 90: Hotel Ruanda (siguiendo el link)

Una cosa que me gusta particularmente (bueno, de varias) es cuando un entrevistado cuenta que la distinción racial tiene fecha de creación en la historia.

Otra, la crítica al poder europeo, que maneja entre unos pocos gran poder, actúa cuando le interesa, y eso no parece ser en una guerra racial. No sé, yo veo muy justo intervenir contra el racismo, igual es que se me va la olla y soy una asquerosa pro-guerra que está para encerrar. Me encanta un comentario de uno que actúa como casco azul que dice algo como “no es que seas negro. Es que eres africano”. Me recordó al libro de JAMES DAVIS Who’s black? One nation’s definition: hacia el siglo XIX, los embajadores que iban a EE.UU. estaban escandalizados de que un número considerable de esclavos pareciesen blancos pero fueran esclavizados por tener algún antepasado de “sangre negra” (ergo, eran “negros”) (bueno, ejem… tengamos en cuenta que este mito se basa en que cuando llegaron de África eran “negros” sin mezclar… en fin…), y como los esclavos “negros” con pinta de  “blancos” les escandalizaban, se consiguió presión exterior para terminar con la esclavitud (EE.UU fue el último país con esclavos oficiales, parece ser). O sea, si hubieran parecido negros, a la mierda, ¡¿no?! Qué bien nacidos, oye.
Los mitos raciales son una cosa que me matan de sensaciones de inseguridad y puesta en guardia. Voy a explicar lo que quiero decir con el mito racial (como dijo alguna feminista también sobre el mito de la mujer, creo que Monique Wittig): cuando, a partir de algo biológico (tener los ojos verdes, por ejemplo), que de por sí no tiene nada más relevante, pasas a ser estigmatizado, a ocupar un lugar determinado en la estructura social sólo por esto. Por tener ojos verdes, por ejemplo, podrías ser discriminado y ejecutado; podrías ocupar un lugar inferior; pese a que tuvieras cabeza e ideas, no serías escuchado del mismo modo que alguien con ojos azules (si la persona de ojos azules fuera la auto llamada “superior”)…

Simone de Beauvoir explicaba en “El segundo sexo” que, si la supuesta esencia de la mujer tiene que ser tan explicada, mostrada una y otra vez, definida… y encima hay gente que va contra ello, será que no hay una esencia de mujer (ya que la esencia sería una naturaleza invariable).

Simone hace referencia a las plumas heterosexuales: los comportamientos estereotipo normativos tanto de hombres como de mujeres:

  • la pluma hetero femenina sería algo así como una chica-tía-mujer que se arregla, que es suave (no violenta), callada, sumisa, comprensiva…
  • la pluma hetero masculina sería algo así como un chico-tío-hombre al que le da más igual su aspecto, que está siempre dispuesto a partirse la cara, muy macho…

Claro, como he dicho en el párrafo previo a la enumeración, esto deja fuera a las chicas más “masculinas”, a los chicos “afeminados”, a los homosexuales ultra “masculinos” o a las lesbianas que van como “putas”.

Las comillas van para recordar el uso discriminatorio que tienen todas estas palabras, que, como en un vídeo que reblogueé hace unos días, deberíamos reapropiarnos tanto maribollos (homosexuales), como trans, inter, mujeres, hombres… para convertirlas en cotidianas. Recordando de dónde vienen, pero probando a su vez que los insultos nos hieren cuando queremos.

(Jo, eso quedaba genial como cierre). Lo que sí dice Wittig es que primero va la opresión, luego la marca: si quiero someter, te marco como mujer, negro, gitano, judío, maritrans, persona con ojos azules (o verdes, o blancos, qué más da), y ya puedo oprimirte y ser superior a ti.

Lo que dice de Beauvoir es que esto impide también al opresor poder elegir totalmente qué quiere ser: intentas no ser como el Otro, el inferior, el objeto asqueroso que te sirve, y esto te mortifica, conduce tu vida. Por ello, para de Beauvoir -y estoy de acuerdo-, cuando se eliminan las diferencias sociales y las clases están en igualdad real (no sólo legal ni nominal), la gente puede ser realmente responsable de sus actos (punto muy importante para la filosofía existencialista en que participaban tanto Simone como su pareja, J.P. Sartre: una persona es realmente auténtica [esto es problemático, porque hace discriminación entre la gente] cuando se da cuenta de que es constantemente responsable de las consecuencias de sus actos y los que no), y todas las personas (poniéndonos actuales, de cualquier sexo, género y orientación sexual) pueden decidir por sí mismos con la mayor libertad de la que puedan disponer

Read Full Post »

Hay un comentario genial a este vídeo desde DefensaProstitucion:

Tiene toda la razón. Ahora, el problema está en que mucha gente no va ni a esperar esos 4 minutos que dura el vídeo para etiquetarnos. Cuando te catalogan como “puta” lo que te están diciendo es “eres menos, y como escoria subhumana podemos hacer lo queremos contigo porque no le importas a NADIE”. Es una manera de legitimar cualquier abuso, ya que para quien piensa así las putas no son personas.

Read Full Post »