Feeds:
Entradas
Comentarios
  • Por qué no se ve bien la imagen (original: porque no se ve bien la imagen)

No me das información para responderte nada.

Me sorprende que con esa búsqueda puedas encontrar fácilmente la solución que necesitas para verla bien. Pero también es que igual el tema te interesa y quieres saber todas las posibles opciones.

De todos modos, yo no hablo de eso aquí. Bueno, ni de ninguna de las cosas que buscan las personas que hoy cito y que entran en mi post. Pero ni aquí, ni en ninguna parte.

  • Me gusta ser maricón (original: me gusta ser maricon)

Y a mí me gusta ser bollera🙂

Por mucho tiempo,

la vida entera.

  • “soy gay y quiero ser una zorra”

^^ Estupendo❤

  • Me gusta ser como Grey (original: me gusta ser como grey)

Tengo un post en que linkeo un montón de cosas de por qué esto me parece enfermizo y horrible

  • Sadomasoquismo feminista

Para mí todo sexo y todo sadomaso tiene que ser feminista. En fin, quien quiera info de S/M, “golfxs con principios” es una web genial para empezar.

  • Por qué nos gusta follar tanto a los hombres (original: “por que nos guata follar tanto a los hombres”)

Porque la sociedad nos hipersexúa. De la asexualidad nadie habla y se debería empezar a hacerlo.

Dentro de la sexualización, los hombres en nuestras sociedades aprenden que ser masculinos está muy ligado a una vida sexual impresionante (de ahí esas pelis de los noventa en que los tíos dicen que se acuestan con el triple de mujeres para parecer más triunfadores y masculinos, y las mujeres cambian el número, porque no está bien visto que a partir de cierta edad no tengamos vida sexual, pero tampoco que follemos lo que nos dé la gana con quién nos dé la gana, porque esto si lo hace un tío es triunfador, pero si lo hace una de nosotras, somos unas zorras. Este doble rasero evidencia un machismo de base muy fuerte). La expectativa y lo que se difunde es que los hombres amen follar. Curiosamente (aunque no tanto, en realidad), se difunde que a las mujeres no, o que no quieren porque les da dolor de cabeza. Eso es porque el coito apesta y porque, diciéndolo con The Furies (núm. 1, 1970): “Sólo después de haber dejado a mi marido me di cuenta de cuánto la heterosexualidad había bloqueado mi comprensión real sobre los hombres y la supremacía masculina. Pude recordar el disgusto que había sentido inicialmente sobre el sexo. Me di cuenta de que cada polvo es una violación incluso cuando se siente bien porque cada hombre tiene poder y privilegio sobre las mujeres, tanto si lo usa descarada o sutilmente. Mi marido ‘liberado’ me limitaba/sujetaba no mediante la violencia, sino haciéndome sentir culpable. Él quería que yo fuera una mujer fuerte mientras mis preocupaciones principales fueran sus sentimientos, sus problemas y su ‘opresión’. En una conversación, cuando la táctica de la culpa ya no funcionaba sobre mí, él se quedó incrédulo/desconfiado/receloso, y lo vi considerar si apoyarse en el poder masculino que siempre tenía reservado (in reserve).”

Bueno, este término de búsqueda da para decir otro montón de cosas, pero no me apetece responder en tono burlón o insultante, al menos ahora. Si alguien quiere, puede comentar y ya nos reiremos de esta búsqueda y de otras.

  • Cómo depilarse la vagina (original: como depilarse la vagina)

No se ha inventado nada para depilarse la vagina.

Probablemente tenga relación con que no hay vaginas con vello.

Dicho esto, es muy inculto confundir “vagina” con “vulva”.

  • Vagina peluda o depilada. Cómo les gusta a los hombres (original: vagina peluda o depilada cono le gustan a los hombres)

Repito que las vaginas no se pueden depilar. En todo caso, las vulvas.

Esto es de investigación socilógica total. ¿Cómo les gustan a los hombres? Pues depende de las modas del lugar en x momento, del gusto del hombre particular, de la pornografía mainstream misógina de moda en tal momento…

Chica (dudo que un chico trans busque algo como esto), si te depilas tiene que ser algo que salga de ti. Algo que hagas porque quieres. Porque

  1. depilarse es muy sufrido, aunque quizá lleves tanto tiempo con ello que ni sientas el dolor, ni el escozor, ni tengas que ir con pantalones largos en un caluroso verano porque en 24h no te puede dar el sol… te supongan un problema. Y puede que tampoco sea un problema para ti que te crezca pelo debajo de la piel y tengas que ponerte una pomada para que no salga pus y explote.
  2. Si tú haces sacrificios (depilarse la vulva es un sacrificio, porque en ciertas situaciones, piel depilada con piel depilada, es más fácil contraer infecciones), tu amado amante también tiene que hacerlos. No puede ser algo unilateral (que tú hagas para complacerle). Y si no quieres hacerlo, no tienes por qué hacerlo. Si te lo exige, puedes exigirle que se muscule los abdominales o que deje que se afofen. Que las exigencias vengan sólo de un lado es abusivo. Hay una jerarquía clara de quién manda, y tú no estás ahí. No es sano y te aconsejaría que si no cambian las tornas a lo mejor deberías pensar en dejarle.

De todos modos, si quieres liarte con tíos, al ser el grueso de ellos unos misóginos que no te comen el coño ni siquiera si se lo pides (¡y dan por hecho que tú les vas a comer la polla!), a los que les da igual liarse con una que con otra (nos ven como intercambiables los misóginos) y que se sacrifican dándote placer con lo que consideran que son “minucias” y partes “previas al coito” (que es lo único que les interesa a estos misóginos: el poco placentero para tantísimas mujeres pene-vagina. Es el modo más ineficaz de estimular el clítoris, y el más difundido, porque además, se venden millones de condones con la penetración cada año (para evitar embarazos, ETS…). Mucha pasta), lo mejor que puedes hacer quizá es seguir siendo tú misma, expresándote como te dé la gana… y siempre habrá alguno que te parezca un poco mono para enrollarte con él.

  • depilación para ir al ginecólogo

Yo pensaba que con ir duchadas a la consulta médica ya era más que suficiente. ¿Por qué depilarse para el ginecólogo? Voy a traducir a las de Defined lines: “¿Quieres mi coño depilado? Mejor será que te pongas en forma”

  • creo que soy bisexual

Me parece estupendo. Si necesitas ánimos o ayuda para encarar este mundo en que la bifobia es tan recurrente, puedes escribirme.

  • Memés de filósofos para insultar (memes de filosofos para insultar)

Ciertamente, filósofos insultando llenos de odio hay desde los comienzos de la filosofía.

No entiendo por qué alguien quiere memés para insultar a otras personas.

  1. ¿Para insultar a la filosofía por las mamarrachadas que han llegado a decir tantísimos filósofos? La filosofía ya está demasiado mal vista como para encima empeorarla. (En serio, ¿depilarse la vagina? Estoy traumatizada.) Su falta no hace ningún bien a la sociedad, a la democracia, a cualquier régimen mínimamente no tiránico.
  2. ¿Para insultar en plan de manera elitista y “mira qué inteligente soy, que te insulto con Kant/Aristóteles”? Ese modo de usar a estos hombres me parece interesado (voy a respaldarme detrás de un filósofo para decir mi idiotez: Falacia ad hominem total) y vil (punto 1). La filosofía no debería ser un instrumento para insultar, sino para criticar, para pensar, para entender/se y comprender el mundo en que estamos, qué poder tiene y cómo actúa el lenguaje, y un infinito etcétera. Pero, ¿para insultar?
  • Alardear de ser hetero

Bufff, sí, esa gente es inaguantable. es para ponerse a hacer SCUM.

Besándose en la calle, en el transporte público, en el parque, en la biblioteca… ¡Por favor! Qué hartita estoy de ver tanta heterosexualidad por ahí. Necesito más visibilidad LGTBIA en mi vida.

  • ‘Machirulo’: ¿Qué significa? (marichulo que significa ?)

Significa “machista”. Seguro que hay alguna etimología por ahí, por si os interesase la cuestión del origen.

  • “mujeresquetienensexo”, “porno q inicie con mujeres con sudadera rompible”, “una mujer poniendole un condon a un pene y porno”

Me sorprende que la gente llegue aquí por esto porque a mí lo que me interesa es el trabajo de la mirada deseante, deseosa y deseada, cómo construirse como deseada y deseante y la eroticidad, principalemente lesbofeminista y queer. Y aunque de esto tengo una expo medio montada, aquí de momento nunca he hablado de estos temas.

  • “ciclo de menstruacion de zorra”

Este no es un blog de biología. Desconozco qué ciclos tienen las zorras.

Si te refieres al insulto reapropiado (creo que este blog alguna vez se ha llamado “Me gusta ser una zorra”, en honor a una canción de las Vulpes, grupo punk de los ’80), pues no sé, cada zorra tendrá el ciclo que tenga. Esto de que cada ciclo sea siempre de 25, 28 o 32 días, siempre igual, es un mito que nos venden para medicalizar nuestras vidas, nuestros cuerpos, nuestra sexualidad y nuestra maldita cotidianidad.

  • “cuando tienes relaciones te depila la zorra”

No sé lo que es la zorra. Hasta hace un momento pensaba que era un ser vivo íntegro, no una parte más o menos erotizada de él. Imagino que estamos ante lo que Carol Adams llamó “antropornografía” en La pornografía de la carne

  • dia internacional de la zorra

Por desgracia no existe ese día. O bien, son todos los días. ¡Felicidades, zorras!

  • imagenes del dia internacional de las zorras

¿De verdad existe este día concreto y hay imágenes? ¿O estamos hablando de la marcha de las putas? (porque manda narices que salir a la calle ya sea sinónimo de ser una puta) [meter aquí ilustración de Quino]

  • muy zorras ateis

?

  • böhmischer traum flügelhorn

?

  • “chistes como suicidate pero no dejes de vivir”, “si no te gusta tu vida suicidate pero no dejes de vivir”

?

Pongo esto junto porque me parece muy similar y que podrían estar refiriéndose a la misma cosa.

  • “como saber si una mujer será ociosa” “ociosas o virtuosas”, “ociosa o virtuosa”

No entiendo nada.

  • cuantas clases de condon femenino hay
  • “peluquera feminista”, “aprender a ser peinada”
  • “simóne de beauvoir porque no llamar puta a una mujer” “mujer y dama por donde me vea”
  • machismo es colonialismo

Totalmente de acuerdo, hermanx. Colonización de los cuerpos, las mentes, las energías…

  • “imágenes con movimiento de lesbianas guapas”

Como la belleza es un parámetro que sirve para medir lo que es humano y lo que deja de serlo, me niego a participar de este tipo de catalogaciones, sobre todo en un blog (dentro de mi ámbito personal es más que evidente para mí que todo este tema lo tengo que trabajar mucho, pero es problema mío, problema sociocultural y debería procurar no fomentarlo).

  • aullandole a la luna letra

Vomitona de sentimientos es lo que hoy mi cuerpo saca de dentro. Reviento con tanto lamento al ver como a niñas les falta alimento. Cuerpos mutilados por al cultura del patriarcado sin pensar el hombre en lo que nos ha quitado. Brujas, sanadoras, valientes, provocadoras: rompiendo los esquemas que sustentan el sistema.

Manos arriba, esto es un atraco. Qué me den lo que en siglos me quitaron.

Aullándole a la Luna. Soy gata de siete vidas, yo solita me lamo las heridas. Salto por mi ventana, que a caer de pie me enseñó mi mama. Y vamos a ver qué es lo que pasa, que en el juego de la vida quien no arriesga no gana; problemas a montones, para cada uno busco soluciones. Con la manada cerca, aquí nadie se acerca: y es esa fuerza la que mi puño expresa, la de todas juntas como perras, aullándole a la luna. Tiros al aire, que no se asuste nadie: presencia de mujeres saliendo a la calle.

Nuestra historia, con la cabeza alta. La calle y la noche también son nuestras: libres de agresiones y ninguna sin respuesta: ya lo dijeron las perras de Barna: “somos muchas, somos tantas, somos muchas, somos tantas somos, somos cada vez más cada vez más”(bis) como perras, aullándole a la Luna.

  • nadie me dijo nunca letra

Y hoy soñaba que estaba el mundo de otra manera. Me despierto contigo a mi la(d)o, y ya no es un día cualquiera. Y no os quiero(??) yo, solamente. Y es que el mundo en el que vivo se revuelve y se retuerce al pensar que expreso mi amor por ti. Por ser mujeres.

Y rompiendo barreras y muros contra un patriarcado que lleva siglos en nuestra historia, que está muy bien montado, nuestros besos se convierten en disparos que atraviesan su moral. Y de tu mano río. De todo puedo reír. Y de tu mano lucho por cambiar esto.

Y como nadie me dijo nunca que existiera esta posibilidad, a tu lado construyendo nuevas formas que hace la creatividad, me descubro sonriendo por mi nueva decisión.

Y al estar contigo aprendo, y se me abre el corazón.

Y tras la cortina roja, nuestro aliento se condensa en el cristal. Suben las temperaturas… Lola tiene que marchar. Es tu cuerpo, que al moverse, tiene esta forma de hablar. Son los bichos de mi tripa, que no paran de bailar.

Y como no se nos permite y se me oculta que hay cien mil formar de amar. Que el amor entre mujeres nace: que no es casualidad. Que lleva toda la vida aunque a algunxs nos lo intenten ocultar: debe ser demasiado bueno para esta sociedad (o si no, ¡no me lo explico!)

Y como nadie me dijo nunca que existiera esta posibilidad, a tu lado construyendo nuevas formas que hace la creatividad, me descubro sonriendo por mi nueva decisión.

Y al estar contigo aprendo, y se me abre el corazón.

Si me conoces, no cuentes mi historia. No me describas ni me cites. Aunque me conozcas o me veas durante unos segundos o minutos, no intentes esbozarme. Me contarías como quien escribe en la sección de sucesos, mutilada y fragmentada, imposible, casi mítica. Soy un hack en tu conciencia, algo tan innombrable e impensable que tus descripciones, ¿afanosas por sonar poéticas?, me olvidan. La persona de quien escribes es la pura sensación que sientes ante nosotras (miedo, repulsa, fascinación, incredulidad, excitación…). Somos un hack en tu reflexión. Exóticas, como arañas bajo las rocas, bajo los trastos, tras los armarios. Escríbenos, inténtalo. No nos interesarás. Te pierdes en tu alteridad (o, más bien, en tu Unicidad).

Pido un alto a la cosificación y al aderezamiento machista que vivimos constantemente las mujeres. Debería pedir, escuchándote, un alto a la antropornografía*. Debería explicitar más que no somos ‘carnaza’, y que la ‘carnaza’ es un cadáver expuesto, cosificado y que no tendrá Antígona que lo llore y dignifique. Pero daría igual, dudo que no lo hubieras escuchado antes: mientras no lo quieras entender, no lo entenderás. Daría igual cuánto te lo repitiese

*En The Pornography of meat, Carol Adams (conocida por ser autora de The Sexual Politics of Meat: A Feminist-Vegetarian Critical Theory) llama ‘antropornografía’ al uso pornográfico y humanizante de los animales no humanos o de parte de ellos.

Déjame caer contigo,

sumergirnos en lo innombrable, desafiar su moral armarizante y cargada de temores.

Cae en este deleite de fluidos habidos y por haber,

disolvamos los poemas dejando que se diluyan con nuestra blasfema herejía: hagamos con ellos una alfombra efímera, sábanas, ropas varias… cuidaremos los cortes que en este ritual se produzcan. Dejemos que su tinta nos manche. Cartografiemos los accidentes de caracteres teñidos sobre nuestra piel la voluntad de los que no quieran adherirse a los movimientos y a las quietudes, a las risas sexuales, a lo obsceno interpretado sobre el escenario de símbolos sobre geografía de piel.

Rompamos, hagamos pedazos el secreto. Dejemos que el silencio de los sentidos exprese. Articulemos palabras desconocidas, fonemas y notas que nos permitan desbordar lo pensable. Busquemos nuevas gramáticas corporales, profanemos las ya aprendidas. Apropiémonos de las ajenas y traicionemos las citas, averigüemos cómo resignificarlas con la puesta en texto y en cuerdas, en cuerpo, en el dulce aroma de… Redescubramos la mística. Desarrollemos el léxico de lo sensual in/definible.

Está claro que no queréis saber nuestra opinión. Pero nos molesta mucho que os toméis tantas confianzas sin venir a cuento ni sin cercioraros de que no os vayamos a estampar en la cara el vigésimo cuarto volumen de obras completas de Johanna Schopenhauer.

Es esto que voy por Internet,  veo y leo unas cosas tan misóginas que… paso, de verdad que paso, esta gente no es nadie y va a seguir así. Afortunadamente.

Pero resulta que esperan que nos tomemos su misoginia más insultante y retrógrada con “filosofía”. Es decir, con humor. Qué machiprogre, que puedes hacer cosas misóginas y decirlas, pero no pasa nada, no creas realidades, no sedimentas un orden dado… qué maravilloso.

Aunque esta panda de mindundis no tengan ni la más mínima idea de n-a-d-a de filosofía (debe ser que lo usan como una frase hecha), resulta que la filosofía puede ser útil a la misoginia. De hecho lo  ha sido y lo sigue siendo. Lo voy a decir con Carla Lonzi y sus compas de Rivolta Femminile:

Pedimos referencias de los milenios de pensamiento filosófico durante los cuales se ha teorizado la inferioridad de la mujer. Consideramos responsables de las grandes humillaciones que nos ha impuesto el mundo patriarcal a los pensadores: ellos son quienes han mantenido el principio de la mujer como ser adicional para la reproducción de la humanidad, vínculo con la divinidad o umbral del mundo animal; espera privada y pietas. Ellos han justificado en la metafísica lo que en la vida de la mujer había de injusto y atroz.

(Fragmento del Manifiesto de Rivolta Femminile. Roma, 1970. Se puede encontrar el texto completo en Internet o en Escupamos sobre Hegel. Cabe señalar que una de las labores de la historia de la filosofía de las últimas décadas [cuando los feminismos empezaron a entrar en la Academia] más importantes ha sido empezar a visibilizar a las mujeres filósofas, que se lo han tenido que currar a tope para que alguno las citase o mencionase y posteriormente algún misógino de mierda dijera, para mantener la idea de que ser brillante y ser mujer son elementos excluyentes, para apartarnos de las enseñanzas… “no, ella era estúpida, y él atribuye algo suyo a una mujer por cortesía/falsa modestia/porque tenía la mente atontada de amor y no se daba cuenta de que su pareja era un cero a la izquierda…”. Nos tiene que quedar claro que probablemente nunca nos habrían dejado acudir a una enseñanza que no fuera necesaria para la crianza si no hubiera habido mujeres muy, muy brillantes, en todas las épocas y lugares, que nos son invisibilizadas).

No.

La filosofía no puede servir para sedimentar las opresiones más inhabitables. Que matan, que llevan al suicidio… Vale, de acuerdo, siempre existirán opresiones y privilegios, probablemente. Pero es que a día de hoy, no es broma: el racismo mata. La transfobia mata. La misoginia mata (suicidios de mujeres maltratadas, mujeres asesinadas, anorexia y bullimia, mujeres de cualquier edad que se suicidan por haber roto con su novio…). La lesbofobia y la lesbofobia matan (nunca sabremos todos los suicidios que hay de jóvenes de ESO/bachillerato por su identidad u orientación sexuales), etc. Y las consecuencias más inhabitables, sangrantes y mortales de nuestros discursos creo que podrían evitarse.

No podemos hacer como si los discursos, las imágenes, las palabras… fueran todopoderosas. Pero tampoco podemos hacer como si fueran inocuas. Ambas perspectivas son hirientes. Ni hay un determinismo absoluto que rige sobre nuestras vidas, ni somos todo el mundo gente crítica con lo que llevamos viendo desde que llegamos al mundo. Así que vamos a tomarnos toda esta mierda con seriedad.

Vuelvo al comienzo: interpretar las cosas con filosofía no puede ser quedarse en un embobamiento de “oh, qué bien, vamos a verlo desde la perspectiva que menos moleste. ¡Viva la sociedad del entretenimiento!”. Francamente, creo que quienes consideran que puede serlo no tienen ni idea de filosofía. Ven la realidad en una línea muy sesgada, acrítica, sin problematizar, ofreciendo simplemente atontar. Esto, maldita sea, no es filosofía.

A menudo oigo decir a mis colegas biólogos que nuestros compatriotas en otros campos tienen una vida más fácil, porque el conocimiento científico cambia continuamente, mientras que otras disciplinas permanecen estáticas. De ahí que tengamos que revisar constantemente nuestros cursos, mientras que un historiador o un experto en Shakespeare puede dar siempre la misma lección año tras año. Lo cierto es que nada hay más lejos de la verdad. El campo de la literatura cambia continuamente a medida que nuevas teorías analíticas y nuevas filosofías del lenguaje pasan a formar parte de los recursos académicos. Y un profesor de lengua inglesa que no ponga al día regularmente sus lecciones o prepare nuevos cursos adaptados a los cambios en la disciplina será tan criticado como el profesor de bioquímica que lee sus lecciones directamente del libro de texto. La actitud de mis colegas es un intento de erigir fronteras, de convertir el trabajo científico en algo especial. Los análisis actuales de la ciencia, sin embargo, sugieren que no es tan diferente después de todo. Para una visión general de la sociología de la ciencia, véase Hess, 1997.

El supuesto de que “la mayor parte de las mujeres son heterosexuales de forma innata” permanece como un obstáculo teórico y político para el feminismo. Continúa manteniéndose como supuesto en parte porque la existencia lesbiana se ha escrito fuera de la historia o se la ha catalogado como enfermedad, en parte porque se la ha tratado como excepcional más que intrínseca, en parte porque reconocer que, para las mujeres, la heterosexualidad puede no ser una “preferencia” en absoluto sino algo que ha tenido que ser impuesto, gestionado, organizado, propagado y mantenido a la fuerza, es un paso inmenso a dar si te consideras heterosexual “de forma innata” y libre. Sin embargo, no analizar la heterosexualidad como institución es como no admitir que el sistema económico llamado capitalismo o el sistema de castas del racismo se mantienen por una variedad de fuerzas, entre las que se incluyen tanto la violencia física como la falsa conciencia. Para dar el paso de cuestionar la heterosexualidad como “preferencia” u “opción” para las mujeres — y llevar a cabo el trabajo intelectual y emocional subsiguiente– se requiere una clase especial de coraje en las feministas identificadas con la heterosexualidad, pero creo que las recompensas serán grandes: una liberación del pensamiento, el explorar nuevos caminos, el venirse abajo de otro gran silencio, una nueva claridad en las relaciones personales.

Adrienne Rich: “Heterosexualidad obligatoria y existencia lesbiana”, en Sangre, pan y poesía